Frutos rojos en túneles: cómo planificar el riego

Los sistemas radiculares de las frambuesas y las fresas son sensibles a los problemas cuando el sustrato en el que se cultivan no se ajusta a sus necesidades. Al seleccionar su sustrato para el cultivo en túnel, es importante vigilar la aireación y la permeabilidad de la mezcla.

Aireación y estructura en sustratos

Para alcanzar el contenido de aire y la permeabilidad adecuados, es importante utilizar materiales que ofrezcan cierto grosor a la mezcla. Además, al utilizar sembradoras mecánicas, es importante asegurarse de que los sustratos sean compatibles con las máquinas.

La cartera de productos Fruit y Berry Mix (FBM), de Kekkilä Professional, está compuesta para cumplir con todos los criterios importantes del cultivo moderno de fresa y frambuesa.

Los sustratos FBM contienen materias primas de alta calidad como turba, Sphagnum, fibra de madera y perlita. Debido a su alta retención de agua, las mezclas a base de turba son bastante tolerantes cuando se trata de errores y problemas menores de riego. Incluso si algo sale mal dentro de su ciclo de riego, sus plantas de frutos rojos todavía tendrán acceso a algo de humedad, por lo que no se marchitarán de inmediato, poniendo en peligro su rendimiento.

Riego de sustratos a base de turba durante la temporada de crecimiento

En las primeras etapas de cultivo, se debe prestar especial atención a la cantidad de agua utilizada para el riego. Al utilizar la línea de productos FBM de Kekkilä Professional u otros sustratos de cultivo a base de turba, recomendamos a los productores que comiencen con riegos más pequeños y frecuentes. De esa manera, el sustrato tiene tiempo para absorber el agua y de disponer de un reservorio de humedad. Las materias primas complementarias como el Sphagnum hacen que sea más fácil para los productores humedecer el sustrato de manera uniforme y rápida.

Desarrollo radicular

Al comienzo del cultivo, el desarrollo de las raíces puede ser lento. Puede ser especialmente lento en la parte superior de la maceta, con plantas de raíz desnuda. El agua es absorbida principalmente por las puntas más jóvenes de las raíces. Las raíces necesitan oxígeno para poder absorber agua. La planta encuentra el oxígeno entre los poros de las partículas que componen de la mezcla de sustrato. A medida que crece el sistema radicular y aumenta la masa de raíces, también aumenta la necesidad de agua. Esto hace que sea aún más importante utilizar un sustrato estructuralmente estable que no se compacte.

Por la noche, es aconsejable dejar que el nivel de humedad del sustrato baje ligeramente para evitar problemas como y líquenes.

Condiciones climáticas

También es importante vigilar los niveles de temperatura en los túneles, ya que la temperatura del medio de cultivo puede afectar la absorción de agua. En el cultivo de primavera, por ejemplo, la temperatura central del sustrato puede bajar mucho durante las noches frescas. Aunque la temperatura exterior puede parecer bastante cálida, el sustrato tarda horas en calentarse al nivel de la temperatura del aire.

Las condiciones climáticas cambiantes durante la temporada requieren ajustes en la estrategia de riego, ya que sus plantas necesitarán cantidades cambiantes de agua.

Las plantas «respiran» intercambiando gases a través de pequeñas aberturas en sus hojas. Estas aberturas se denominan «estomas». Si las hojas están expuestas a luces brillantes o alta humedad del aire, los estomas se abren más, lo que hace que aumente la evaporación de la planta. Para que el intercambio de gases funcione de manera óptima, el aire en las proximidades de los estomas no debe estar ni demasiado seco ni demasiado húmedo. Si las plantas evaporan más agua, inevitablemente necesitarán más agua de riego para garantizar la continuidad del crecimiento.

La retención de agua dentro del sustrato es muy importante cuando sus plantas están expuestas a altos niveles de luz solar.

Cálculo de volúmenes de riego

La cantidad de agua de riego necesaria se puede calcular de acuerdo con el volumen de sustrato en el que crece la planta.

Los volúmenes de riego más pequeños, como los que se quiere dar al inicio del cultivo, rondarían el 2-3% del volumen del sustrato. Las cantidades de riego medio deben estar alrededor del 4-5% y los grandes volúmenes de riego deben corresponder al 6-8% del volumen del sustrato.

Mayor irrigación para solucionar problemas

Por lo general, solo se requieren volúmenes de riego pequeños y medianos, pero en algunos casos puede ser necesario un riego excesivo para igualar la humedad en diferentes partes de los túneles. El riego excesivo también se puede utilizar para corregir un nivel de CE elevado dentro del sustrato. Si el nivel de CE es demasiado alto, las raíces no podrán absorber agua adecuadamente.

Monitoreando su riego

El nivel de humedad del sustrato se puede controlar con varios medidores. Las diferentes marcas de medidores utilizan diferentes métodos y, por lo tanto, dan diferentes resultados en cuanto al nivel de humedad. Siendo especialmente digno de mención en sustratos gruesos.

Una manera fácil de obtener una indicación del nivel de humedad del sustrato es agarrar un puñado y exprimirlo. Puedes tener los siguientes resultados.

  1. Sale humedad: el nivel de humedad en el interior es suficiente.
  2. Solo salen un par de gotas de humedad: es recomendable regar.
  3. La humedad ya sale del sustrato sin exprimirlo: el riego debe reducirse porque el nivel de humedad es demasiado alto.

Asegúrese también de revisar periódicamente el sustrato en el fondo de las macetas, ya que no debe estar significativamente más húmedo que el material de la superficie.

No dude en ponerse en contacto con su distribuidor si tiene alguna pregunta sobre este tema.

Contact you rdistributor